Acabas de comprar una sarracenia impresionante pero ahora te preguntas ¿qué hago con ella? ¿Qué cuidados le doy?¿La transplanto? ¿La puedo tener en la cocina? ¿Qué le doy de comer? ¿Por qué se está poniendo fea? Vamos a ir respondiendo estas cuestiones y vamos a hacerlo de forma amena porque todos nos hemos agobiado cuando vemos mucha información. ¡Con esta guía podrás tener una sarracenia de campeonato y sin complicaciones!

Sarracenias creciendo en Carniplant

La sarracenia es una planta insectívora muy fácil de cuidar. Es un candidato ideal para nuestro jardín o para una jardinera comunitaria o pantano. Siempre es mejor tenerla al exterior, le gusta tomar el sol.

Como otras plantas carnívoras consta, a grandes rasgos, de 3 partes: raíz, rizoma y trampa.

Detalle de rizoma de Sarracenia de aprox 4 años de edad

La raíz absorbe agua y una mínima cantidad de nutrientes, que se almacenan en el rizoma, y del rizoma salen dos tipos de hoja:

Filodios – se generan a principios de temporada si la planta tiene falta de sol o nutrientes. Son como unas hojas largas y sirven para recolectar alimento a través de la fotosíntesis.

Trampas – las trompetillas que todos queremos ver!!!!

La trampa consiste en una especie de hoja alargada y en forma de tubo, con una tapa.

Foto de Filodio de S. leucophylla
Trampas de S. flava var rubricorpora

La tapa no se cierra y la trampa no está siempre llena de agua. Debajo de la tapa se forma una sustancia que atrae a los insectos y cuando estos van a alimentarse, caen dentro de la trampa. Ésta tiene en su parte interior unos pelos duros que evitan que el insecto se salga. Algunas sarracenia se llenan parcialmente de agua para digerir a los insectos, otras no. La única sarracenia a la que parece que le gusta que le rellenen los jarros de agua es la sarracenia purpúrea.

Tapa de una Sarracenia flava
Tricomas bajo la tapa en S. leucophylla

CULTIVO

Viven muy bien al exterior en casi todos los climas donde haya diferencia de horas de luz entre invierno y verano.
Necesita estar al sol. Es una planta que quiere “tomar el sol” unas 6-10 horas diarias, no le vale un sitio “con mucha claridad”. Durante los meses más calurosos del verano, se puede poner en una zona donde tenga menos sol para evitar quemaduras, o semi-sombra o bajo malla de sombreo si la insolación es durante todo el día.

SUSTRATO

Hay muchas recetas, aunque una mezcla de turba y perlita es más que suficiente. Puedes comprarlo ya preparado.

Tan solo hay que procurar mantener el sustrato húmedo (o incluso encharcado en primavera y verano!) y libre de nutrientes y sales.

El transplante será preferiblemente cuando la planta esté hibernando (más abajo vemos la hibernación más tranquilamente), así le ahorramos un estrés.

Si quieres crear un pantano, tan solo coloca la planta en un recipiente profundo y añade sustrato.

RIEGO

El método para no fallar es usar agua destilada o agua de mineralización MUY DÉBIL, observando siempre que el residuo seco sea inferior a 80 (lo pone en la etiqueta del agua).

Hay muchas otras opciones, pero para estas otras alternativas hay un artículo a parte sobre el agua de riego de las plantas carnívoras.

Si las plantas están en maceta, el riego será por bandeja: llenaremos un recipiente de plástico con agua de riego y pondremos dentro la maceta. El agua puede llegar hasta la mitad o un poco más de la maceta. A las sarracenias les gusta el sustrato bien húmedo!

Sarracenias en cultivo y riego por bandeja

Si tienes las sarracenias en un pantano, solamente hay que llenar el recipiente y esperar que la capa superior del sustrato se seque antes de volver a llenar.

HIBERNACIÓN

¿Has seguido todos los consejos anteriores y te preguntas por qué la sarrracenia está secando las hojas, tiene las puntas secas, no produce hojas nuevas…? Casi seguro ha llegado la hora de hibernar.

Cuando empieza a llegar el frío y los días van acortándose, las trampas se van secando. Es un proceso normal. En este momento hay que regar menos, ya que la planta está descansando y no va a usar la mayor parte del agua que le demos. La acumulación de agua puede provocar infección de hongos o pudrición.

Es recomendable cortar las trampas secas o feas también para evitar infecciones.

REPRODUCCIÓN

A finales de invierno o principios de primavera, la flor comienza a brotar del rizoma de la planta. Es como una bola que abrirá en unas semanas para convertirse en una flor con forma de paraguas invertido.

A veces las flores se auto-polinizan. Pero también puedes probar a polinizarlas de una forma muy sencilla: verás que hay una estructura como un paraguas invertido. Ahí habrá polen. Si coges ese polen y lo pones en el interior de otra flor, comienza la polinización, y con el tiempo tendrás un fruto y podrás recolectar semillas.

Otra manera de reproducir la sarracenia es dividiendo la planta. Puedes partir el rizoma por donde tenga raíz y plantar cada trozo en un sitio diferente, y ya tienes varias plantas separadas.

Como dato adicional, es originaria de Estados Unidos. Su distribución es muy extensa aunque como la mayoría de plantas interesantes, está en peligro de extinción debido al riesgo de desaparición de su hábitat.