¿Estás dudando si tienes una Drosera indica o una Drosera finlayosiana? Déjame decirte que estás en el lugar indicado. 

Antes de empezar a ver la principal diferencia, déjame indicarte que la práctica totalidad de las especies de plantas o semillas que se vende bajo el nombre de Drosera indica son en realidad Drosera finlayosiana. Esto sucede incluso en el banco de semillas de la ICPS (Sociedad Internacional de Plantas carnívoras).

Bien, para identificar la especie hay que observar las hojas, de aspecto filiforme recubiertas de glándulas secretoras de mucílago. En la Drosera finlayosiana, estas glándulas recubren la totalidad de la hoja, es decir, no hay ningún fragmento desprovisto de glándulas secretoras de mucílago. Por lo que si la planta está sana, debería tener mucílago en toda la superfície.
No obstante, en Drosera indica no ocurre así, sino que entre el tallo principal de la planta y el extremo distal de la hoja hay un fragmento de unos cuantos centímetros desprovisto de glándulas y por lo tanto de mucílago. Este fragmento se conoce como pecíolo.

En la imagen de la izquierda se observa el peciolo de la hoja desprovisto de mucílago, lo que nos indica que estamos delante de un ejemplar de Drosera indica mientras que en la imagen de la derecha se puede observar una hoja marcada sin peciolo, recubierta de mucílago, por lo que corresponde a una hoja de Drosera finlayosiana.

.

.

Las dos especies son marcadamente anuales, lo que implica que todo su ciclo se produce en un año. Esto hace que experimenten un rápido crecimiento desde que germinan a finales de verano hasta que florecen y posteriormente mueren enprimavera.

Son plantas que sin duda pueden llegar a alcanzar un buen tamaño, superando los 25 cm de altura, aunque debido a su delgado tallo resulta prácticamente imposible que se mantengan erectas, por lo que acaban reposando sobre el sustrato.