Cuando pensamos en plantas carnívoras, a la mayoría de nosotros nos viene a la mente una especie de caricatura de la dionaea muscipula o Venus Atrapamoscas.

Es una planta cuya apariencia real no es tan feroz como en las películas. Es de porte más bien pequeño, aunque puede haber diferencia de tamaño entre distintos ejemplares.

Al contrario de lo que se piensa, la Venus no vive en pantanos oscuros y tropicales, sino en humedales de la costa Este de USA, en turberas localizadas entre Carolina del Norte y Carolina del Sur, cerca de la costa y con un clima muy similar al mediterráneo.

Si todavía no tienes ninguna Dionaea muscipula o deseas adquirir una de las nuestras, puedes hacerlo a través de nuestra tienda online, estaremos encantados de servirte:

COMPRAR DIONAEA

TIPOS DE TRAMPAS

Nos suelen llamar mucho la atención sus trampas ya que es de las pocas plantas que presentan algún tipo de movimiento rápido.

En el caso de la Venus atrapamoscas, este movimiento se ha desarrollado para evitar que las presas escapen. Sus trampas están diseñadas para atrapar insectos del tamaño adecuado para ella.

No es recomendable jugar con las trampas a cerrarlas, ya que este movimiento requiere mucha energía por parte de la planta, por lo que puede debilitarse y morir. Pero como sabemos que es INEVITABLE toquetear, hacerle fotos y vídeos (es divertidísimo!!!), es mejor darle un poquito de comida seca de peces (escamas), un tenebrio con unas pinzas, o cualquier insecto vivo que pueda caber en la trampa.

 
SUSTRATOS

 

Se recomienda un sustrato aireado pero capaz de retener humedad. Una mezcla de turba rubia + arena de sílice irá perfecto. Es como nosotros las tenemos en el invernadero.

También se puede cultivar en musgo sphagnum solo o mezclado con perlita, o una combinación de turba rubia + perlita.

Actualmente, se están llevando a cabo experimentos con sustratos inorgánicos, de los que esperamos pronto poder comentar los resultados.

 

Y si no quieres complicarte la vida, en Carniplant puedes encontrar un sustrato específico para plantas carnívoras.

RIEGO

Llegamos al secreto del cultivo de la mayoría de las plantas insectívoras: el agua.

Tanto la dionaea muscipula como otras plantas insectívoras tienen unas raíces muy débiles, que no procesan correctamente los nutrientes (porque obtienen la mayoría de los nutrientes a través de las trampas), y las sales disueltas del agua que normalmente sale del grifo pueden quemarlas y acabar matando a nuestra planta.

Es un gran secreto que no te contarán en floristerías o centros de jardinería. Pero en Carniplant queremos que, si estás pensando en comprar una dionaea, sepas todo lo necesario para su mantenimiento.

Por lo tanto, con un medidor TDS deberemos medir el agua que queremos usar. Si el  resultado del test es inferior a 80 ppm, podemos usar el agua. En caso de duda, siempre se puede usar agua destilada.

El riego recomendado es por bandeja. Esto es, llenar un cuenco, bandeja o cualquier recipiente con agua adecuada y poner dentro la maceta. El nivel de agua debería estar aproximadamente a ¼ de la altura de la maceta, de este modo, el sustrato y la planta irán absorbiendo el agua que necesiten.

Una vez se acaba el agua, no rellenamos inmediatamente: esperamos a que el sustrato se haya secado un poco, para que se airee, y entonces repetiremos el proceso.

ILUMINACIÓN

A la dionaea muscipula le encanta el sol, pero puede llegar a quemarse en las horas más calurosas del año. Puede aguantar una exposición al sol de todo el día entre octubre y abril, y en el resto de meses se puede poner a la sombra de otras plantas más altas o cubrir con una malla de sombreo. Con una exposición al sol limitada, la planta adquiere una mejor coloración y evitamos que se queme.

PERIODO DE DESCANSO

A todos nos ha pasado lo siguiente: mi planta estaba estupenda. Pero de repente, el aspecto de la planta es débil, las hojas se vuelven negras y se pierden todas o algunas. Las trampas no funcionan o van muy lentas.

 

Te echas las manos a la cabeza y preguntas en un foro y te dicen cosas estrambóticas. A tu dionaea no tienes que regarla con infusiones de plátano, ni añadirle colillas de cigarro (NO ABONAR NUNCA UNA DIONAEA!). Antes de tirarla y desanimarte, lee un aspecto muy importante de la Venus Atrapamoscas:

 

La dionaea muscipula tiene un periodo de descanso o hibernación. La planta ha notado que hay menos horas de luz solar y entra en época de reposo. Esto es totalmente normal! En esta época, hay que reducir el riego para evitar pudrición del rizoma, es básicamente la única precaución que debemos tomar.

REPRODUCCIÓN

La Venus atrapamoscas es fácil de reproducir.

Podemos reproducirla asexualmente separando divisiones en invierno. Desenterramos la planta y dividimos la planta en trozos con raíces. Es difícil de imaginárselo pero en cuanto la desentierras lo ves claramente!

Se puede reproducir de forma sexual polinizando la flor, es realmente fácil hacer de abejorro con un bastón para los oídos, posándolo en todas las flores mientras haces “bzzzzzz” con la boca y vas dispersando el polen. Las flores son autofecundantes, aunque las flores fecundadas de esta manera darán menos semillas. Hace tiempo, subimos un vídeo en Youtube con más detalles sobre este proceso.

Esta forma de reproducción debilita muchísimo a la planta, así que es un capricho para expertos que quieran poner en peligro su colección. Se dice que las flores no tienen valor estético u ornamental, pero no vamos a criticarte si opinas lo contrario 🙃

¿Qué consejos para el cuidado de la dionaea muscipula te han dado? ¿Has leído u oído algo extraño? ¿Te resulta complicado? Nos gustará leerlo!

 

Por Toni ML, colaborador de Carniplant