Si todavía no has visto como prendo fuego de forma controlada a uno de mis pantanos para poner en práctica lo aprendido en esta entrada, no te pierdas el siguiente vídeo

 

En estas imágenes puedes ver a un cultivador de plantas carnívoras incendiando su pantano lleno de Sarracenias, alguna Dionaea y Pinguicula. ¿Acaso se ha vuelto loco?

El fuego, un mortal enemigo o un potencial aliado. Todo depende de muchos factores. ¿Te has preguntado alguna vez que beneficios puede comportar un incendio en tu plantación de plantas carnívoras? Vamos a analizarlo.

Hay especies que sin duda alguna no soportan el incendio. Punto. En este punto pondríamos algunas Drosera y por supuesto, las Nepenthes. Un incendio en el habitat de las Nepenthes puede resultar en una enorme mortandad de individuos. Simplemente no están adaptadas a este proceso natural. 

No obstante, en la otra parte del mundo, en las Carolinas y California (costa oeste y este de los EEUU) la situación es totalmente opuesta. En esas zonas apantanadas y con pinares abiertos, habitat de plantas carnívoras, los fuegos se producen cada pocos años.

Por lo tanto, a menos que las plantas tuvieran una adaptación importante a este fenómeno, se extiguirian rápidamente. La clave está en el suelo. En esos suelos húmedos y encharcados el fuego arrasa tan solo la parte superficial, eliminando la masa vegetativa, dejando intacto el subsuelo. Y llegados en este punto, la adaptación es la clave. 

Las plantas carnívoras disponen de rizomas que se extienden por la zona superficial y ligeramente enterradas en las húmedas turberas. Éstos rizomas en realidad son órganos de resistencia a diversos fenómenos entre los que están el frío y el fuego. 

Incendio en Green Swamp (pantano)

Los beneficios del fuego para estas plantas son muchos. Gracias al fuego, la mayor parte de la densa vegetación que compite fuertemente con las plantas carnívoras y llega incluso a sombrearlas es eliminada, puesto que mucha no tienen rizomas, sino que su forma de resistencia son las semillas. Esto es de gran importancia puesto que las plantas carnívoras en ecosistemas maduros son muy malas competidoras. 

Además de lo anterior, el fuego reduce a cenizas mucha masa vegetal, incluso las mismas hojas de las plantas carnívoras, o incluso algunos animales. Esto se traduce en un ligero aumento de la fertilización del suelo (si quieres saber que aporta la ceniza al suelo, visita nuestra otra entrada).

Y por si esto te parecen pocos beneficios, hay otro de gran importancia. El fuego elimina gran parte de los patógenos. Los hongos que producen la pudrición de rizoma suelen ser superficiales, por lo que son eliminados, y muchas plagas como la larva de la mariposa, pulgones, trips y muchas otras potenciales plagas así como sus huevos (la mayoría ponen los huevos en hojas), son eliminados. 

¿El resultado? Un suelo limpio, fertilizado y parcialmente desinfectado y con una reducción de la población de plagas. ¡PERFECTO!

¿Termino aquí? NO, porque en efecto, no todo son ventajas. El principal inconveniente es que un porcentaje de las plantas carnívoras muere porque sus rizomas no permanecen enterrados o porque el fuego logra penetrar algunos centímetros y alcanzar los rizomas. Además, el humo resultado del incendio tiene un efecto sobre las semillas, retrasando su germinación como en el caso de Dionaea muscipula debido a los compuestos que se liberan del humo de la combustión.

Para medir la temperatura del suelo y comprobar en todo momento que no sube en exceso, te recomiendo un termómetro de suelo. Son muy útiles para experimentos de este estilo o sobretodo (y para lo que más lo utilizo personalmente) para comprobar la temperatura de las macetas en verano. Así las plantas siempre crecen sanas. Puedes encontrarlo en nuestra página web

COMPRAR TERMÓMETRO SUELO

Si en nuestra tienda online se han agotado y lo necesitas en breve mientras reponemos el stock, te recomiendo otros similares: