Cuando pensamos en plantas carnívoras, a la mayoría de nosotros nos viene a la mente una especie de caricatura de la dionaea muscipula o Venus Atrapamoscas. Es una planta cuya apariencia real no es tan feroz como en las películas. Es de porte más bien pequeño, aunque puede haber diferencia de tamaño entre distintos ejemplares. Al contrario de lo que se piensa, la Venus no vive en pantanos oscuros y tropicales, sino en humedales de la costa Este de USA,…