Tal vez os habréis dado cuenta que si entráis en nuestra página web no veréis un banco de semillas de Pinguicula. La razón es muy sencilla. A diferencia de Sarracenia, Dionaea, Drosera y otros géneros, las semillas de Pinguicula no pueden guardarse, al menos mucho tiempo, por lo que en caso de obtener semillas las ponemos a la venta momentáneamente y luego son eliminadas de la web.

Pero…¿por qué razón no pueden guardarse?

La razón la encontramos en la estructura de la semilla, concretamente en el endosperma. El endosperma es un tejido nutritivo que se localiza en las semillas y que proporciona los nutrientes para la supervivencia de las semillas durante su latencia desde que son extraídas de la planta y también juegan el principal papel en la nutrición del embrión durante la germinación. Mayoritariamente, está compuesto por:

  • Carbohidratos
  • Grasas
  • Hemicelulosa
  • Agua
  • Proteinas

¿Qué sucede en las Pinguicula

Las semillas de Pinguicula son realmente pequeñas, midiendo del orden de 0,4 a 1 mm y son elicoidales o finas y alargadas. 

En las Pinguicula, al igual que muchas plantas de la familia Lentibulariaceae (dónde se encuentran las carnívoras Utricularia y Genlisea) el endospermo es muy pequeño, formando por tan solo una fina capa de células o es inexistente . Este motivo implica que realmente el banco de semillas latente en las poblaciones de Pinguicula naturales sea muy bajo o inexistente y que las semillas tengan que germinar rápidamente tras formarse para que el embrión finalmente no muera.

Por éste motivo las semillas de Pinguicula permanece viables durante poco tiempo 

Referencias: